Inicio » Cómo

Cómo

En Armonía y Paz consideramos que la causa de todos los problemas se inicia durante el segundo trimestre en el vientre materno, cuando tu corazón, primero y tu cerebro, después, empiezan a funcionar. Desde ese momento empiezas a “percibir” experiencias emocionales en tu mundo y esas experiencias se graban en tu mente subconsciente.

Ya para el tercer trimestre empiezas a tener experiencias físicas que se guardarán como recuerdos, y tendrán, cada uno de esos recuerdos, un componente emocional que puede ser feliz, neutro o traumático. Estas experiencias continuarán sumándose y almacenándose durante la primera infancia y constituirán la base de tu “verdad” (modelo) del mundo, de cómo es TU mundo.

Toda la información que grabaste en tu subconsciente hasta alrededor de los 7 años, con su componente emocional, crea tus puntos de vista y determina la forma en la que te desempeñas en tu entorno social. En tu mente subconsciente quedan entonces registrados todos los programas automáticos de comportamiento, los patrones emocionales, así como las creencias que dictan lo que crees que puedes y lo que crees que no puedes lograr en tu vida y en tu entorno.

Entonces, es así es como tú percibes lo que pasa en tu mundo según los programas instalados en tu subconsciente y tu mente consciente y cuerpo reaccionan y actúan conforme a esos programas, condicionados por tu propia percepción. Así, en realidad, la causa de todos los problemas es tu percepción, es cómo los ves y los sientes tú y se manifiestan en tus acciones y reacciones sin siquiera pensarlo, de forma espontánea.

De forma metafórica, podemos decir que tu vida es una obra de teatro en la que apareces al nacer, como protagonista, en un escenario que ya está dispuesto: ya hay una familia de varios integrantes, ya hay una vivienda, un entorno social y escolar, etc. Desde que naces empiezas a interiorizar, a nivel profundo, todo lo que vives, mucho más allá de tu nivel consciente. Tu mente subconsciente construye un modelo del mundo que es único para ti y para cada individuo, al grado que dos gemelos homocigóticos percibirán el mundo de forma diferente a pesar de llegar a exactamente el mismo escenario.

Tus creencias y emociones son reales sólo para ti, son tu propia creación a partir de un punto de vista del mundo en el que te desarrollaste y que utilizas para valorar cualquier circunstancia de vida, y para ti es una verdad absoluta.

Toda nueva experiencia se integra a este mundo interior. Proyectas y ves todo a partir de esta información, basado en lo que ya tienes registrado, sabes y percibes como verdades. Así pues, todo lo que vives será, metafóricamente, “acomodado” y expresado a partir de lo que consideres verdad. Así que, independientemente de a si te enfocas en el pasado, el aquí, el futuro, en mamá o en cualquier objeto, toda interpretación está basada en lo que ya tú consideras que es verdad.

Cómo tenemos problemas

Un problema es una excelente “re-creación” que hace la mente, de forma inconsciente, a partir del recuerdo, de una situación del pasado con todo y la emoción que tiene conectada, y que tiene resultados que son desagradables o incluso irritantes.

Y ya que el problema surge a partir de percepciones (creencias) de eventos del pasado, para lograr un cambio debes recurrir a un colapso entre lo que piensas que quieres y lo que no quieres que suceda en el momento de esa re-creación.

Como ejemplo, supongamos que tienes miedo a que tu perro adorado se pierda si lo lleva a pasear a la calle otra persona, porque piensas que no soportarías la incertidumbre de lo que le pudiera suceder. Tú lo has llevado a pasear y sabes lo feliz que es, así que podrías utilizar una nueva creencia como: “Bueno sé que te fuiste a pasear sin mí, pero sé que vas a estar muy feliz y que si te pierdes seguramente te adoptará una familia muy amorosa, si no, no te adoptaría”. Si esta nueva creencia tiene la suficiente fuerza emocional para ser aceptada por tu corazón, y permites que la alegría de que esté feliz sea mayor al miedo de perderse, se habrá dado un colapso emocional favorable.

Sin embargo, el sentimiento más cargado de sentimientos y recursos emocionales tendrá la mayor fuerza y permanecerá, ya sea el positivo o el negativo (bueno o malo). En Armonía y Paz tenemos una amplia experiencia en el manejo de estos recursos emocionales, por lo cual tenemos la certeza de poder ayudarte a lograr un colapso de emociones orientado a la parte positiva, disipando los recursos que dan vida al problema para convertir la percepción negativa de un recuerdo (vivencia del pasado) en positivo (tranquilidad, alegría, amor) y, consecuentemente, liberarte del lastre que esa percepción negativa te representaba.