Inicio » El secreto para liberarte del estrés (y la enfermedad)

El secreto para liberarte del estrés (y la enfermedad)

Por Arturo Beléndez

(Puedes escuchar este artículo, si lo prefieres)

Con mi agradecimiento y mis mejores deseos para este año, quiero regalarte la llave para abrir la cerradura de ese cofre que contiene el tesoro que todos deseamos: armonía y paz. Este tesoro es accesible a todos quienes quieran tomarlo, pues es su derecho divino, y sólo es menester seguir algunos sencillos pasos para liberar tus manos de limitaciones, y así poder tomarlo por completo.

Si alguna vez has sentido que tu cara hierve y has querido aventar los platos al suelo, entonces ya has experimentado la ira. Si alguna vez has sentido que quieres matar a esa persona (o a ti) y destriparla en pedacitos, entonces ya sabes lo que es el odio y el resentimiento. Si alguna vez has sentido ganas de llorar (o has llorado) por horas, entonces has vivido en carne propia la tristeza. Si alguna vez has querido que te trague la tierra para desaparecer de alguna situación, entonces ya conoces a qué sabe la vergüenza…

Todos estos sentimientos negativos o limitantes emanan del miedo, del miedo a quedar mal, a perder el control, a fracasar, a ser herido, a perder, a ser descubierto en nuestras debilidades… Aparentemente sería mejor no tener miedos, pero resulta que tienen su parte positiva, pues nos impulsan a crecer cuando los enfrentamos y se convierten en humo. El problema es vivir a merced del miedo, en cualquiera de sus manifestaciones. El reto es aprender a superarlos.

Tal vez te digas, “no es tan grave, nadie se va a morir por sus emociones negativas o limitaciones”. Y tendrías razón; difícilmente nuestro cuerpo va a morir por esto, aparentemente, pero resulta que todas estas emociones se somatizan (se manifiestan en nuestro cuerpo físico) y nos pueden enfermar. Así, por ejemplo, si tu vida está llena de angustia, muy probablemente tendrás problemas en tu aparato digestivo, y si eres una persona muy controladora, seguramente tus articulaciones lo resentirán con el tiempo.

Pero lo peor de todo es que se convierte en un círculo vicioso. Mientras más emociones negativas cargas, mayor estrés se acumula en ti y su manifestación física son niveles excesivos de cortisol y adrenalina en el cuerpo, que si bien tienen una función positiva para salvarte en situaciones peligrosas, al darte más energía para “pelear o para huir”, cuando no se usan para ello, se van acumulando en el cuerpo y, como resultado, tu sistema autoinmune se debilita y te hace más propenso al insomnio y a enfermedades, alejándote cada vez más de la armonía, la paz y la felicidad.

Es decir, a mayores niveles de estrés, menor felicidad y mayor riesgo de enfermedad.

¿Estamos condenados? NO, afortunadamente NO. Nosotros podemos desactivar fácilmente este círculo vicioso, tomando conciencia de lo que estamos viviendo y aprendiendo a relajarnos, en primera instancia. Una vez relajado, utilizando distintas herramientas como la oración, la meditación, la hipnosis, el CEPE, la imaginería, la Programación Neurolinguística y muchas otras, puedes empezar a liberarte de esa carga emocional que te impide tomar TU armonía y paz del cofre del tesoro.

En futuras entregas te haré una referencia más detallada de estas técnicas a fin de que puedas decidir cuál te es más atractiva. Pero ninguna te servirá, si no tienes la llave para abrir el cofre.

Y ése es mi regalo para ti hoy, la llave para abrir ese cofre lleno de armonía y paz. Esta llave es un antídoto o neutralizador de muchas emociones negativas y creencias limitantes. Es tan poderosa que difícilmente algo puede superarla.

Esta llave mágica se llama PERDON. Sí, el perdonar, ¡es el acto más grande de amor que puedes hacer para ti mismo! Pero perdonar con amor incondicional desde el corazón. Perdonar desde la mente, diciendo “perdono, pero no olvido” es mantener un resentimiento dentro de ti. Quienes así “perdonan” es como si se tomaran un veneno esperando que le haga daño a la otra persona… un poco tonto, ¿no te parece? Y me refiero tanto a perdonar como a perdonarte.

Reconocer y aceptar que no todos piensan y actúan igual, darte cuenta de que tienes derecho a equivocarte en esta universidad de la vida o tomar conciencia de que nadie somos perfectos, son algunas de las formas efectivas de liberarte. La empatía y la voluntad de entender por qué una persona (o uno mismo) actuó de un modo u otro, permite liberar el enojo y ceder el perdón. El perdón es una decisión que nace del corazón.

Me daría mucho gusto verte este año en alguno de mis talleres “Ábrete la Plenitud” para compartir contigo mucho más valiosa información con la intención de vivir en paz y armonía; recuerda que la vida es bella y que sólo tu decides cómo vivirla.

Mientras tanto, hoy quiero obsequiarte una breve meditación guiada de 15 minutos para que empieces tu camino de perdón. Puedes bajar este MP3 gratuito aquí.

Meditación para Perdonar

Descubrirás la magia del perdón desde otro ángulo. Estoy seguro de que esta pequeña herramienta te será de gran utilidad para acercarte a ese tesoro que es la felicidad. Puedes utilizarla cuantas veces sea necesario, hasta que sientas que lo lograste, y con cualquier persona que desees. Te sugiero que la bajes a tu celular, Ipod, Ipad o MP3 y la escuches siempre con audífonos.

Por último, es mi deseo que el 2016 y TODOS los años por venir estén sembrados de SALUD, paz y amor para ti y tus seres queridos.